Renovación Carismática Católica en el Espíritu
Header image

Jesús y la ley

Por en Enseñanzas, Audio publicado el 6 mayo, 2020

11 Respuesta

  • AGUSTÍN dijo:

    Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor. Pues el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
    En efecto, lo de: No adulterarás, no matarás, no robarás, no codiciarás y todos los demás preceptos, se resumen en esta fórmula: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
    La caridad no hace mal al prójimo. La caridad es, por tanto, la ley en su plenitud.

    Romanos 13: 8-10

  • Encarna Arnedo dijo:

    Qué gozada poder alabar y sentiros cerca.
    Un enseñanza preciosa que el Señor nos ha regalado a través de Álvaro
    Un abrazo a todos Encarna

  • Marisol Ramírez dijo:

    Queridos hermanos en Cristo: quiero daros gracias infinitas al equipo de discernimiento por esta iniciativa, Por poder compartir con los hermanos un ratito de alabanza y compartir la palabra. Nos sentimos unidos en un mismo corazón, en el corazón del Señor, desde nuestras casas. Os llevamos a todos con nosotros, porque todos hemos recibido la misma bendición del Señor en este pueblo. Gracias a Jaime por su enseñanza del otro día y a Álvaro por la de hoy. las dos son buenisimas. Nos sabe a Gloria bendita, ahora más que nunca. Os damos las gracias a todos y oramos por todo y por todos vosotros. Gloria al Señor

  • María Ángeles Izquierdo dijo:

    Muy bonita la acción de la nieta de Álvaro. ¡Dejad que los niños se acerquen a mí!

  • Fernando dijo:

    Una enseñanza preciosa. Muchas gracias Álvaro. Y muchas gracias a todos por regalarnos este momento de alabanza

  • J. Pablo del Casar dijo:

    Es una alegría poder disfrutar, desde la distancia, de un rato de oración con Maranatha, con la gente que lo forma, con nuestro estilo de oración. ¡Magnífica la enseñanza de Alvaro Viro!. Que buena idea de discernimiento el hacer esta reunión por internet, incluso los tiempos asignados a cada fase. Un abrazo a todos

  • Paloma García dijo:

    Qué maravilla. Gloria a Dios.

  • Feli dijo:

    Gracias hermanos-
    ¡¡Bendito y alabado sea por siempre el Señor!! ¡¡Gloria al Señor!!

  • M.A. Conde dijo:

    Muchísimas gracias queridos hermanos servidores por haber hecho posible este rato de oración en el Espíritu todos juntos en el Señor además la alabanza hoy ha sido un disfrute porque era nuestra alabanza la alabanza de nuestro pueblo y la enseñanza de Álvaro un dardo un he disimo directo al corazón. Qué buena idea encarna rezar la secuencia de Pentecostés y el Padre Nuestro en el que nos sentíamos unidos todos juntos de la mano.
    Solo me queda daros besos y abrazos a todos en el nombre del Señor que nos ha reunido y no se ha hecho verdadera comunidad

  • M.A. Conde dijo:

    También quiero agradecer sinceramente a una hermana que me consta que recordó a nuestros hermanos servidores en el largo tiempo que duró su silencio, al dejar de ir a Maranatha por la pandemia, QUE SOMOS PUEBLO Y SEGUIMOS NECESITANDO COMUNIDAD, Y AHORA MÁS QUE NUNCA, AÚN POR MEDIOS TELEMÁTICOS, ya que nuestra unión es en el ESPÍRITU y esa no la rompe la distancia.
    Doy gracias a Dios por haber puesto esta moción a esta hermana al igual que a algún hermano del equipo y por haberlo sacado adelante. Es una bendición grande del Señor reunirnos los miércoles aunque sea a través del móvil el pueblo de Dios. GRACIAS

  • Rocío Mena dijo:

    Gracias Álvaro por tu charla tan interesante!!!
    Leyendo lo de las antitesis del Sermon de la Montaña, pues me da una impresion contraria a la que dice todo el mundo. No creo que Cristo recrudezca o afine los requisitos, respecto a la Ley para salvarse, ni que sea un manual de conducta del cristiano, sino que explica que no basta con agarrarse a la letra de la Ley para cumplir, porque habría que cumplir muchisimo más. Es precioso cómo conoce el alma humana… Pero lo que perdura no es el cumplimiento sino el amor, la semilla del Padre.

    Y el que actúa mal recibe su castigo en el mundo. Todos lo recibimos… Hasta recomienda que nos arreglemos con los que hemos ofendido, porque nos van a castigar, antes de ir a hacer la ofrenda a Dios.

    Dios es gratuidad y para Él lo unico importante es que amemos y recibamos su amor. El que acusa y exige su justicia es el hombre. Por eso, si no juzgamos no seremos juzgados.



Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.